CÁNTICO DE AMOR

CÁNTICO DE AMOR
ROSARIO Y PALABRAS DE MARÍA MAGDALENA


Cántico de Amor es mi primer libro, un libro dedicado a Maria Magdalena ,
consta de dos partes, en la primera encontrarás un rosario de oraciones dedicado a ella, oraciones que yo misma le dediqué y un poema que recibí de mi abuela Pilar López Sánchez. Los misterios del Rosario son momentos de la vida por donde ella aconteció en aquel tiempo. La segunda parte del libro son Palabras de María Magdalena , son mensajes que recibí y canalicé el viernes Santo del 2017. Palabras llenas de mensaje de vida y de amor para tu vida espiritual y tu día a día.








Puedes adquirir el libro en Amazón en el siguiente enlace 

https://www.amazon.es/C%C3%A1ntico-Amor-Rosario-Palabras-Magdalena/dp/1977747078/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1527928081&sr=8-1&keywords=Rosario+y+palabras+de++Maria+magdalena


Aquí puedes leer la introducción del libro y si te vibra puedes adquirirlo en Amazon.

Decir GRACIAS se quedaría pequeño , pero esto es un GRACIAS con mayusculas a Dios, a la vida, a la cercanía de María Magdalena para conmigo, a losamigos y familiares que me han acompañado. Aillen Rivera Lasso, escritora y poetisa por su apoyo incondicional siempre. Mi familia, mis padres Andres y Ascensión que aún intentan con todas sus ganas comprender mis locuras, mis hermanas Cristina y Olga por ser las hermanas terrenales que tengo a cada lado. Mis hijos Ismael y Aisa que son inspiración y maestros en mi camino , Mohamed mi compañero sin cuyo apoyo no hubiera sido posible escribirlo. Mi abuela Pilar que se funde en las letras del contenido.

Especialmente las gracias a Ana Ramires Alarcón , escritora , que me ayudó en la corrección de los textos . Juan Poré Castellar creador de las portadas , un artista inigualable. Mari Carmen Copete , escritora, por su colaboración.




INTRODUCIÓN



Cuando Dios toca y mece el corazón lo hace de forma delicada y sutil, casi a veces imperceptible para nuestras sensibilidades humanas, más, Él sabe como acercarse y tocarnos, susurrarnos al oído, abrazarnos a través del lenguaje del otro, acariciarnos con abrazo maternal e indicar en libertad, el camino.

Durante mi infancia, mi madre solía leernos historias de personajes santos. Eran historias cotidianas, donde desde lo más sencillo, surgía la conversión y el milagro de Dios a través de aquellas almas que caminaban por la Tierra. Aquellas historias se me quedaron impregnadas en el corazón y me sirvieron siempre de inspiración y de ejemplo. Mi madre siempre dice que ella va directa a la fuente, a Dios, y no se enreda en rezar a intermediarios. Sin embargo, ella con una voz templada y dulce supo encandilar mi alma hacia la mirada de personajes bíblicos que contaban historias con sus vidas. De ahí empecé a fijarme no sólo en la figura de Jesús, en los evangelios, sino en cada ser que convivió con él por aquellas Tierras en aquel tiempo.

Recuerdo que en algún momento de mi juventud recibí un mensaje de alguien que dijo: - Si queréis ser felices leed todos los días la Biblia-. ¿Ya está? ¿ Así de sencillo? -pensé- . Así que aunque después amplié mi lectura con otros libros y temáticas sobre espiritualidad y metafísica, pasó que desde aquel día, aquel libro acompañaba mi mesilla de noche donde cada día antes de ir a dormir, no faltaba que leyera aunque sólo fuera un pequeño párrafo y leyendo día a día, noche a noche, comencé a enamorarme sobretodo de los pasajes en donde las historias las protagonizaban mujeres, que tenían en común el hecho de sentirse no sólo sanadas sino también cuidadas y valoradas por un hombre que las ayudaba a elevar su autoestima, su amor propio y su reconocimiento.

Cada una de estas historias removía mi alma, mas hubo alguien de entre todas aquellas féminas, llamada María Magdalena, que me trastocó profundamente el corazón.

Ella ha sido siempre una gran desconocida en los textos evangélicos. Se la nombra en algunas ocasiones pero sin adentrarse demasiado en su persona, lugar, misión, etc. Se dice que ella es la misma mujer en diferentes acontecimientos que se nombran en los textos evangélicos; muchas son las especulaciones, documentos, manuscritos y libros que hablan sobre el papel de María Magdalena. Gira en torno a ella mucho misterio, suposiciones.

Saber de ella, su historia, ficticia o real, tocó siempre de cerca mi corazón. Me conmovía.
Mi deseo por conocerla se acrecentó cada día más y como otros estudiosos, he leído e investigado, pero ha sido sólo en mi recogimiento y silencio con ayuda de la oración y en los momentos de conexión espiritual de sanación, donde verdaderamente la he encontrado, donde ella se me ha mostrado con su energía dulce y amorosa, cálida y suave. Ella ha abierto mi corazón ayudándome a conseguir poder verme a mi misma, reconociendo mi fuerza, mi amor, mi compasión, mi rebeldía, mi feminidad más empoderada. La siento, y no sólo en esos momentos de silencio, la siento también, al caminar por la naturaleza, al abrazar a alguien, la siento al danzar con pureza y alegría, la siento al cuidar mis plantas, al elaborar perfumes, al conversar profundamente con alguien. La siento al mirar con compasión a los ojos de otras mujeres que cuentan su historia con la mirada.

Muchas son las personas que dicen oírla, sentirla, por ello se escribe y se cuenta sobre ella. Yo lo que siento es que María Magdalena se va mostrando y mostrándonos un camino de unión con Dios, con los hermanos, con la naturaleza. Nos habla de feminidad, de amor, de unidad y comunión. Reconozco a cada una de las personas que se sienten inspirados, iluminados y tocados en el corazón por ella, como a eslabones de una misma cadena, como peldaños de una misma escalera, como las cuentas de un mismo rosario que rezan al unísono las alegrías del alma cuando está unida con Dios.

En este libro encontrarás dos partes. La primera, es un rosario dedicado a María Magdalena. En estos tiempos donde parece que resurge y que todos la buscamos, brotó de lo más profundo de mi corazón, este rosario. En él hay varias oraciones; la primera es un extracto de una oración que recibí de mi abuela materna Pilar López Sánchez que a su vez aprendió de su abuela.

La oración de la coronilla que se repite siete veces en cada misterio, es creación propia gracias a mis momentos de recogimiento y oración, así como la oración
final que cierra el rosario.

Tú, has de sentirla en tu corazón dejando a un lado los juicios, abriéndote a la feminidad y al Amor. Ella está silenciosa, pero estoy segura que María Magdalena está esperando mostrarte la más mágica sabiduría, la ternura mas afable, el amor más entregado.

Este rosario abre el trabajo al equilibrio de nuestras energías femenina y masculina. Su oración principal, la que se repite en las cuentas de la coronilla, tiene una parte al principio femenina y como se verá, una masculina al final. La parte del centro de la oración es la fusión de ambas.

La experiencia con el rezo de este rosario, nos lleva a abrir el corazón al amor desde una profunda paz y quietud, para responder desde un estado elevado de amor en nuestro día a día ante las circunstancias que nos
suceden.

La segunda parte de este libro son palabras de María Magdalena, palabras llenas de amor, de consejo, de mensaje. Éstas palabras son recetas para el alma, son instrucciones sencillas para nuestra día a día, para nuestro recogimiento en oración, para los momentos de conexión espiritual con Dios, con nuestros hermanos, la comunidad, la familia, la sociedad y la naturaleza. Estas palabras llegaron a mi concretamente el viernes santo del año 2017, durante la oración, al contacto con el aroma del aceite de nardos. Este aroma abrió como una puerta o más bien una ventana por donde María Magdalena me mostró el contenido de los mensajes y sus palabras.

Deseo que el contenido de este libro te lleve al encuentro con ella, para así ver el mensaje que ella tiene preparado para ti, para que puedas volver al hogar del corazón, al encuentro íntimo con Dios que te devuelva la alegría del corazón, el amor romántico y fraterno, fiel e incondicional, el amor por tu propio cuidado, mimo y abrazo eterno, por tu propia sanación y también el amor y servicio al hermano y la naturaleza.

Puedes leerlo seguido de principio a fin, o puedes pedir consejo y abrir el libro al azar por cualquier página en la que hallarás la respuesta a tus dudas e inquietudes.


Yo tan sólo.......



....he de darte las gracias por tomar este libro entre tus manos, por leer entre sus páginas, por dejarte tocar y abrazar por el Amor de Dios a través de sus palabras, a través de este Cántico de Amor.

Gracias querida/o hermana/o.



Comentarios

Entradas populares de este blog

CINTURÓN MENSTRUAL

Ofrenda tu Sangre de Vida a la Madre Tierra

EL OJO DE ODÍN