EL RITO DEL ÚTERO




Existe un lugar que se asemeja al Jardín del Edén, donde a partir de dos células
que se multiplican explosiona la vida. Una feliz y lenta espera de seres que se
gestan, que crecen,que se configuran.
Dentro de ti existe ese emplazamiento mágico, es TU ÚTERO SAGRADO”.
Y aunque después de una histerectomía no exista físicamente ya este órgano,
emocionalmente tiene que sanarse, porque su esencia femenina sigue existiendo
igualmente dentro de ella. La sociedad la menosprecia con la desagradable
expresión deLA HAN VACIADO”, frase que deberíamos desterrar de nuestro
vocabulario para referirnos a este hecho, porque la mujer no está vacía continúa
llena de vida, llena de emociones, de inquietudes y sigue estando plena, sólo que
inicia una nueva etapa, en la que deberá asumir su identidad femenina poderosa
creativa”
Ana Sabater
(Artículo de la escritora Ana Sabater sobre el significado pasado, presente y futuro del
útero)

EL 13VO RITO MUNAY KI: EL RITO DEL UTERO

El rito del útero, es el rito número 13 de las iniciaciones de Munay Ki y fue
entregado al mundo en el año 2014 a través de Marcela Lobos, por un linaje de mujeres
medicina de la selva amazonas que han podido liberarse del sufrimiento ancestral. Este
rito fue entregado para sanar y liberar las memorias de sufrimiento, miedo, dolor, opresión
y abusos generados por los desequilibrios en las energías femeninas y masculinas
ocurridas desde tiempos inmemorables en el planeta Tierra. En estos tiempos de
integración, el espíritu femenino de la selva ha querido que las mujeres sanen desde el
lugar donde florece la vida antes de nacer en la tierra. Esta sabiduría se transmite
energéticamente de útero a útero invocando la energía del linaje de mujeres medicina que
se han liberado de estas memorias de miedo y dolor. El espíritu femenino de la selva nos
recuerda esta vital y simple verdad:
"EL ÚTERO NO ES UN LUGAR PARA
GUARDAR MIEDO O DOLOR,EL ÚTERO ES PARA CREAR Y DAR LUZ A LA
VIDA".


Cuando nos conectamos con nuestro útero recobramos nuestro poder. Nuestro
útero tiene una sabiduría inmensurable, sabe como crear vida y como hacernos renacer a
una nueva vida que escojamos conscientemente. El Rito del Útero es un regalo, una
bendición para cualquier mujer que promueve nuestra naturaleza femenina. Nuestro útero
recibe energía, lo cual desarrolla aún más nuestra creatividad. Restaura el amor, la
fuerza, la belleza y la libertad en nosotras. El objetivo es sanar nuestras heridas, el
pasado doloroso, las tristezas, frustraciones, huellas. Permitiéndonos liberarnos del
pasado kármico, de la herencia femenina de nuestra rama paterna y materna. Además de
permitirnos limpiar toda la información de nuestros ex compañeros sexuales y parejas,

para así poder conectar con nuestra divinidad y seguir regando la semilla de luz y amor en
todas las mujeres, traer sanación, alegría y compasión a la Madre Tierra y de esa manera
a todas nuestras relaciones recibiendo la sanación de Gaia. Sanamos hasta 8 generaciones atrás y 8 por delante con lo cual estamos ayudando a nuestras hijas nietas, nuestra descendencia. Una vez que lo recibes lo compartes a todas las mujeres posibles.

LA HISTORIA DEL RITO DEL UTERO.

Marcela Lobos fue la primera en recibir el Rito 13° en marzo de 2014, un viaje de doce
años que nunca podría haber previsto en el 2002, cuando tuvo un sueño que dio
comienzo a todo. En este sueño, soñó que estaba embarazada de un bebé muerto.
Habiendo crecido en Chile, un país de la dictadura y el terrorismo, el miedo estuvo
siempre en las puertas de Marcela y en sus sueños, el terror casi la paralizó, vio como
cuatro parteras de blanco ayudaron a parir a su bebé muerto, mientras que hombres
armados hacían la guerra puertas afuera. Ella despertó, sobresaltada y agitada, sintiendo
que el sueño era significativo, pero sin entender su significado. Dos años más tarde,
mientras organizaba su habitación, uno de sus diarios íntimos cayó al suelo abierto en la
página de la descripción de su sueño. Después de una lectura superficial, lo dispuso de
nuevo en el estante para centrarse en sus tareas cuando un golpe brutal llegó a su puerta.
Como sucede con las personas con síndrome de estrés-postraumático, Marcela fue
transportada al instante a su pasado de guerra, el terror y la opresión y ella en espiral
cayó en un pánico incontrolable. Ella había estado estudiando la Rueda de la Medicina en
Los Cuatro Vientos Sociedad y oyó una voz decir, “Marcela, se aplica lo que se sabe”. En
ese momento, un espíritu jaguar hembra apareció: “Yo te enseñaré el camino del guerrero
luminoso. Concéntrate en tu luz”. Todo le parecía negro a Marcela, pero a medida que
aplicó los principios que había aprendido, una luz tangible llenó la habitación y la rodeaba.
Los golpes continuaron, pero su terror rápidamente comenzó a retroceder. Fue entonces
que las cuatro parteras de su sueño aparecieron de la chimenea y le dijeron: “Ahora es el
momento de entregar ese bebé muerto”. En ese momento Marcela comprendió que su
“bebé muerto” era el miedo que había llevado en lo profundo de su vientre durante casi
tres décadas”. Marcela se acercó al fuego como ese linaje de mujeres que se adelantan.
Puso las manos sobre su vientre y tiró ese miedo al fuego. Más tarde, en el baile de la
celebración,las mujeres le dijeron:“Ahora usted tiene el conocimiento, y la plataforma
adecuada para transmitir este mensaje al mundo. Estaremos cerca suyo y seguiremos
enseñándole”. Durante diez años, este linaje de la mujer refuerza y apoya a Marcela en su
formación chamánica y se puso a su lado mientras conducía los viajes a la selva
amazónica y a los Andes. Pero, no fue hasta marzo de 2014 que a Marcela se le dijo que
era hora de compartir el rito de la matriz. Ella estaba liderando un grupo de mujeres para
trabajar con los chamanes femeninos de la Nación Shipibo en la selva. Durante un viaje
chamánico con ellos, Marcela se reunió de nuevo con las cuatro parteras que le dijeron:
“Marcela, su útero está listo para ofrecer el 13 Rito del Munay-Ki para las mujeres. Vamos

a darle una transmisión”. Y las mujeres procedieron a transferir jugo verde brillante de una
selección de plantas en cada vena del cuerpo de Marcela. Cuando este jugo verde de la
vida rodeó su vientre se hizo como una esfera de neón de la energía. Esta fue una
purificación de mi cuerpo y la psique -dijo Marcela. “Y al darme la medicina, me dieron el
rito, y me dijeron que transmitirle a tantas mujeres como sea posible; curaría los hombres,
y que sanaría la vida”. Dijeron a Marcela:“
El vientre no es un lugar para almacenar el
miedoy el dolor. El vientre es para crear y dar a luz a la vida”. A Marcela se le dijo que
a la primera persona que tenía que ofrecer el rito era su madre. Y así visualizó a su madre
y sintió como sus vientres se volvieron uno. Ella susurró el rito a su madre y vio el vibrante
verde de su propio vientre transferido a los herederos. Marcela continuó “recibiendo
instrucciones” sobre cómo llevar esto a un público más amplio y el 11 de octubre se puso
en marcha el Rito de la Matriz con las mujeres en Omega. Una semana más tarde se dio
el rito a otras doscientas mujeres en California, y para otras doscientas mujeres en Miami
a finales de mes. Todas las cuales ahora son capaces de ofrecer el rito.



PREGUNTAS FRECUENTES

¿Por qué el 13° y no el 10° Rito? Antes del Rito del Útero había nueve ritos Munay-Ki.
Aunque el rito del útero es el décimo rito que se nos ha entregado, es un rito femenino por
lo cual no tiene que seguir la linealidad. El linaje que entregó este rito quiere que
honremos a las trece lunas de un año, que están conectados a los ciclos de la matriz.
¿Si he tenido una histerectomía puedo recibir este rito? Si tu útero ha sido removido,
es aún más importante que reciba este rito. Energéticamente todavía tienes tu útero, y es
vital que te vuelvas a conectar con él para recuperar tu sabiduría y poder femenino.
Después de recibir el rito, es fundamental que lo nutras en cada luna oscura para sanar
cualquier huella de dolor y tristeza, y dar paso a la alegría y la compasión.
¿Si una mujer está en cinta, puede recibir el rito? Este rito es una bendición para la
madre y el bebé, ya que informará a ambos seres. Sin embargo, es importante entregarlo
aún con mayor delicadeza y reverencia por la vida, y también honrar la intuición de la
madre en su estado de gracia. Personalmente aconsejo respetar el momento del embarazo y tomar el rito despues del puerperio.
¿Qué pasa con los hombres? Toda la vida viene de las entrañas de la Tierra, y todos los
hombres vienen desde el vientre de una mujer. Es igual de importante que los hombres se
conviertan en
guardianes del útero, como lo es de importante para las mujeres. La forma
en que los hombres se convierten en
guardianes del útero es comunicándole a las
mujeres que apoyan su viaje de sanación al convertirse en guardianes de la Tierra.
¿Los hombres pueden participar en la ceremonia? Si las mujeres que están dando y
recibiendo el rito sienten que es apropiado invitar a los hombres a la ceremonia entonces
está muy bien. Cuando los hombres se presentan al servicio de las mujeres y del rito, es
tremendamente sanador para todos los implicados. Los hombres pueden ayudar a
establecer el espacio sagrado haciendo que se sienta especialmente seguro para ellas.
Entonces los hombres, se pueden ordenar de forma estratégica en el espacio para que
las mujeres se sientan apoyadas en esta sanación. Para realzar su papel, los hombres
pueden golpear palitos, como una manera de decir estamos aquí para ustedes como en la
foto.
¿Los hombres pueden recibir el rito? Este rito es para sanar el útero y,
ocasionalmente, hay un hombre que siente la necesidad de sanar su vientre psíquico. A
veces, estos hombres tuvieron experiencias muy traumáticas en los vientres de sus
madres, o tuvieron una relación muy disfuncional con el aspecto femenino de la vida. Si
un hombre pide recibir este rito con un corazón sincero, entonces es apropiado
compartirlo con él.
¿Puede el rito darse a larga distancia? Si la persona que está dando el rito ya sabe
cómo trabajar con la energía a larga distancia, entonces puede hacerlo. Aunque lo mejor
es recibir el rito en persona; ya que parte de nuestro anhelo para reconectar con lo
femenino tiene que ver con encarnar nuestra espiritualidad.
¿Puede darse el Rito a una niña? Cuando una niña recibe el rito del útero y aún no ha
sido iniciada por la Diosa para sangrar cada mes, entonces ella puede ofrecerle flores a la
luna llena agradeciéndole por su feminidad. Hoy es luna llena y el momento más

OFREZCO LA OPORTUNIDAD DE RECIBIR EL RITO DEL ÚTERO DE MODO PRESENCIAL Y TAMBIÉN ON LINE , SOLO HAS DE PONERTE EN CONTACTO CONMIGO , INDIVIDUAL O GRUPOS REDUCIDOS .

Silva Castellar malo
Danza kamar





Comentarios

Entradas populares de este blog

CINTURÓN MENSTRUAL

Ofrenda tu Sangre de Vida a la Madre Tierra

EL OJO DE ODÍN